lunes, junio 21, 2021

El Doctor Jose Manuel Gómez Villar destaca las ventajas de la técnica de transplante capilar FUE

No te puedes perder

Todos los años, millones de personas en el mundo gastan alrededor de 10.000 millones de euros en tratamientos que están relacionados con la pérdida de cabello. Esta cifra deja entrever el enorme problema que existe para encontrar una solución a la calvicie.

En la actualidad, muchas personas se decantan por realizar procedimientos alternativos como los trasplantes capilares que mueven folículos de un lado de la cabeza al otro.

En España, en los últimos años las técnicas de trasplante capilar han avanzado mucho, permitiendo grandes avances en este campo. Una de las últimas técnicas más avanzadas es la técnica FUE que permite realizar un trasplante capilar de una manera mucho más eficaz.

Desde la Clínica Livet, el médico especialista en trasplante capilar el Doctor Jose Manuel Gómez Villar aboga por un trato personalizado para cada paciente de manera continuada. Este especialista en trasplante capilar señala que una de las técnicas más demandas por sus pacientes es la técnica de trasplante FUE.

Esta es una técnica de trasplante de pelo que es mínimamente invasiva y es realizada con anestesia local, ayudando a tratar la alopecia de una manera efectiva tanto en hombres como mujeres. Una de las mayores ventajas de la técnica FUE es que se consiguen unos resultados naturales y duraderos sin dejar cicatrices visibles.

Según Gómez Villar, la técnica FUE está considerada como una de las técnicas de trasplante capilar más avanzadas del momento ya que permite la extracción de los folículos capilares de diversas áreas donantes para posteriormente seleccionar mediante microscopio en unidades de 1,2,3, o 4 pelos y después implantarlas adecuadamente en las zonas de alopecia o calvicie anteriormente diseñadas. Esta técnica de trasplante no requiere sotura y la pequeña herida que se produce curará espontáneamente sin dejar cicatriz visible.

El postoperatorio es muy rápido, minimizando el periodo de recuperación, lo que permite además programar injertos diarios, semanales o mensuales según el paciente.

Aproximadamente un 80% del pelo trasplantado se cae a partir de la tercera semana, dejando sus raíces en el cuero cabelludo. El crecimiento se reiniciará a los 3 meses del procedimiento, viéndose los primeros resultados a los 3 meses y los definitivos a los 9.

Por último, Gómez Villar señala que el cabello trasplantado no tiende a caer y por tanto continua creciendo siendo el resultado del trasplante duradero y permanente.

Para más información se puede contactar con la clínica Livet aquí.

Más artículos

Denvelops®: Revestimientos arquitectónicos extrafinos y customizados

El uso de revestimientos con acabados extrafinos (inferiores a...

Últimos artículos